28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

Publicado en Notas de Prensa

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020
 
 
28/04/2017.- El Consejo de Ministros, reunido el 24 de abril de 2015, aprobó la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020, consensuada previamente por la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y los Interlocutores Sociales. En paralelo, a nivel europeo e internacional, la Comisión Europea ha aprobado el Marco Estratégico de la Unión Europea en materia de salud y seguridad en el trabajo 2014-2020, que contempla como uno de los retos principales mejorar el historial de aplicación en los Estados miembros.
 
Hasta el momento en España las políticas preventivas se han orientado fundamentalmente hacia la reducción de los accidentes laborales, sin embargo los datos estadísticos reflejan la necesidad de incidir aún más en las enfermedades profesionales, promoviendo la prevención antes que la rehabilitación o el abandono temprano del trabajo por motivos de salud, en sintonía con las recomendaciones procedentes de las instituciones comunitarias.
 
En nuestro país el índice de accidentes de trabajo de todos los sectores de actividad ha experimentado en la última década una tendencia decreciente y constante. Pero a pesar de esa tendencia, cada año se producen más de 500.000 accidentes de trabajo con baja, más de 500 accidentes mortales y más de 17.000 partes notificados de enfermedades profesionales, cifras verdaderamente preocupantes que podrían reducirse significativamente con una adecuada prevención de riesgos laborales en las empresas.
 
La Estrategia 2015-2020 debe afrontar nuevos retos 
 
Las condiciones de trabajo han cambiado y aparecen nuevas situaciones que entrañan riesgos de carácter psicosocial, riesgos derivados de las nuevas tecnologías o de aquellos que emergen de factores sociolaborales, como el envejecimiento de la población activa, las nuevas tendencias en el empleo o la creciente incorporación de la mujer al trabajo.
 
 
El enfoque hacia el bienestar laboral debe ir acompañado de una mejora continua de las condiciones de trabajo y la reducción constante y paulatina de los accidentes y enfermedades profesionales.
Objetivos específicos:
 
Objetivo 1: Mejorar la eficiencia de las instituciones dedicadas a la prevención de riesgos laborales. 
 
Objetivo 2: Potenciar actuaciones de las Administraciones Públicas en materia de análisis, investigación, promoción, apoyo, asesoramiento, vigilancia y control de la prevención de riesgos laborales. 
 
Objetivo 3: Promover, con la participación de los Interlocutores Sociales y las Comunidades Autónomas, la mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, especialmente en sectores, actividades, colectivos y empresas de mayor riesgo. 
 
Objetivo 4: Fortalecer la participación de los Interlocutores Sociales y la implicación de los Empresarios y Trabajadores en la mejora de la seguridad y salud en el trabajo.
 
Para el cumplimiento de cada uno de los objetivos existen tres Planes de Acción.  El primero de ellos, ya ha pasado, que ha sido desde el momento de aprobación de la Estrategia hasta el 31 de diciembre de 2016. El segundo, desde el 1 de enero de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2018, y  el tercero del 1 de enero de 2019 al 31 de  diciembre de 2020.
 
Nos detenemos en el Objetivo 4:
 
Existe una relación directa entre el grado de implicación de los empresarios y trabajadores y los niveles de seguridad y salud en las empresas. A mayor implicación, mejores condiciones de trabajo, por lo que el fortalecimiento del papel de los interlocutores sociales, reforzando el diálogo social y la negociación colectiva, es fundamental para conseguir unos lugares de trabajo seguros y saludables.
 
La negociación colectiva debe servir para complementar la norma con una mayor aproximación a la realidad de la empresa y promover la implicación de los trabajadores y empresarios en el cumplimiento responsable de sus obligaciones preventivas.
 
Liderazgo Empresarial y Participación de los Trabajadores
 
Para alcanzar el Objetivo 4 se proponen las siguientes líneas de actuación:
 
 1. Reforzar el papel de los órganos consultivos y de participación institucional en materia de prevención de riesgos laborales.
 
 2. Potenciar la negociación colectiva para alcanzar acuerdos que promuevan la integración de la prevención de riesgos laborales en las empresas y la implicación de los trabajadores y empresarios en el cumplimiento responsable de sus obligaciones preventivas.
 
 3. Promover la integración de la prevención de riesgos laborales en las pymes y microempresas con una mayor implicación de los empresarios y trabajadores. 
 
4. Promover el compromiso de la dirección de la empresa en la gestión de la prevención y la colaboración de los trabajadores en la actividad preventiva como elementos clave para una gestión de la prevención integrada.
 
 5. Potenciar la cultura de la seguridad y de la salud en la empresa.
 
Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Elaboración: Confederación de Cuadros y Profesionales
 

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar