Despedir a los empleados más antiguos no supone una discriminación

Posted in Servicios Jurídicos

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León

*Publicada en el periódico EXPANSIÓN

Despedir al trabajador más antiguo no convierte en arbitraria la decisión empresarial. Así lo considera el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en una sentencia en la que da la razón a una empresa, corrigiendo el criterio del juzgado de instancia que declaró improcedente el despido de dos empleados por ser los más antiguos de la organización.

Según había quedado acreditado, de una plantilla de un total de seis trabajadores, dos de ellos estaban capacitados para realizar el trabajo de los despedidos, y los otros dos realizaban funciones muy específicas y dotadas de cualificación.

El tribunal sostiene que el Estatuto de los Trabajadores no establece restricción ni condición alguna respecto de los empleados susceptibles de ser afectados por despidos por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas, dejando al margen la prioridad de permanencia de los representantes de los trabajadores y la prohibición de despidos objetivos lesivos de derechos fundamentales o que afecten a trabajadores en las situaciones contempladas en el artículo 53.4 de esta misma norma.

Eficaz para reducir costes

Por otra parte, prosigue el tribunal, el artículo 17.1 no contempla el dato de mayor o menor antigüedad como factor susceptible de originar situaciones de discriminación en el empleo o en las condiciones de trabajo. De hecho, según argumenta la sentencia, con fecha del pasado 13 de junio, "la elección de trabajadores con elevada antigüedad puede suponer, en casos de dificultades económicas, una elección de mayor eficacia, pues el factor antigüedad supone un incremento en los costes salariales y sociales de la empresa".

El tribunal recuerda en su argumentación que el despido se llevó a cabo concurriendo una causa legal cierta, que era una situación económica negativa de la empresa, como había quedado acreditado con las cifras de pérdidas presentadas por la empresa.